Bélgica es un auténtico paraíso para los amantes de la cerveza con más de 1500 variedades de ésta, llegando al punto que muchas de ellas poseen sus propias jarras de cerveza para que sean servidas exclusivamente en ellas y así no se pierda ningún ápice de su sabor. Parece esnobismo, pero es que los belgas se toman bien en serio su cerveza.

cerveza-belga

Bélgica disfruta de una reputación sin igual por sus cervezas especiales desde la Edad Media. Los amantes de la cerveza prefieran las cervezas belgas por su variedad, sabor y carácter. Hay opciones infinitas: blanca, negra de frambuesa, de chocolate, de cereza, trapense, pero la más conocidas de todas en la cerveza Lambic. La cerveza Lambic se hace al estilo de elaboración antiguo, con una fermentación espontánea para producir una bebida totalmente seca, profundamente agria y naturalmente efervescente que mejora con los años en la botella – al igual que el vino. De acuerdo con el reglamento de la Unión Europea, sólo puede ser producida en una área pequeña de Bélgica.
Otra de las características de la cerveza belga es la utlización de granos gruesos como arroz y maíz, a parte del lúpulo. Los cerveceros Lambic utilizan lúpulo envejecido y seco para hacer que sus cervezas sean menos amargas. Otro ejemplo son las recetas basadas el “gruit” medieval (Gruit Amber, Gruit Blond o Gruit bruin), se añaden diversas hierbas y especias, además de lúpulo, para lograr un sabor más característico. Se utilizan a menudo el cilantro y el curaçao (cáscara de naranja seca) para añadir un toque más cítrico a las cervezas especiales.
Hay dos estilos de cerveza exclusivos y típicamente belgas son los de las cervezas de fermentación espontánea y las cervezas de fermentación mixta. En la fermentación espontánea, la cervecera no inocula el mosto lupulado lambic con un cultivo de levadura. En lugar de ello, el mosto lupulado se expone al aire fresco del exterior, lo que se traduce en una fermentación espontánea. Aunque estas cervezas en teoría se pueden fabricar en cualquier lugar, la microflora más adecuada se encuentra en el aire del sudoeste de Bruselas. Se utilizan diversos cultivos de levaduras para cervezas de fermentación mixta. Por lo general, la elaboración matriz es la de una cerveza de fermentación alta, y una parte de ésta se almacena en barricas de roble durante un año y medio o más. Durante este tiempo se produce un proceso de fermentación de ácido láctico, y luego esta cerveza se mezcla con cervezas jóvenes de fermentación alta.
Esperamos que os hallan entrado unas ganas enormes de probar una buena cerveza belga, en Cervecería con Jota tenemos una amplísima selección. ¡Os esperamos!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies